Todo sobre la Raza de Perro lhasa Apso

Esta antigua raza de perro pequeño tiene su origen en el Tíbet. Su nombre se debe a la ciudad sagrada de Lhasa. Y quiere decir: “Perro León Centinela”. Se utilizaba como perro guardián en monasterios y templos, por tal motivo era considerado sagrado. Se pensaba que cuando su dueño moría, el alma entraba en el cuerpo del Lhasa Apso. Se creía que su presencia daba augurios de paz y felicidad.

Las primeras apariciones de esta raza en Europa datan del año 1920 en Gran Bretaña, llegan a través de exploradores. A partir de ahí se da a conocer la raza al resto del mundo.

Carácter de la Raza de Perros Lhasa Apso

Al perro de raza Lhasa Apso se lo considera un animal doméstico bueno. Es inteligente, vivaz, amistoso pero desconfiado, característica que lo hace muy guardián. Posee un gran sentido de la audición, ante la presencia de extraños se hará escuchar con sus fuertes y persistentes ladridos, que darán la impresión de que se trata de un perro más grande. Se muestra siempre alerta.

Esta raza de perro pequeño suele ser muy afectuosa con su dueño, pero atención si hay niños en la casa, se pueden poner nerviosos si son molestados. Los Lhasa Apso son muy recomendados a la hora de viajar, se adaptan fácilmente y necesitan de la compañía del ser humano.

Descripción de la Raza de Perros Lhasa Apso

Es un perro robusto, con un peso promedio de seis Kg. aproximadamente y llegan a medir hasta 28 cm. de alto.
Su pelaje, característica principal de la raza, es abundante, liso y largo que cubre todo su cuerpo hasta el suelo. Es muy resistente y fuerte, con un submanto moderado.

Los colores más populares que presenta esta raza de perro son el dorado, crema, arena y diferentes tonalidades de castaño, negro y blanco.

Sus ojos son oscuros y pequeños y están cubiertos por el pelo que cae desde su cabeza en forma de cascada.
Al igual que el resto de su pequeño cuerpo, las orejas están cubiertas por un abundante pelaje.
Tienen una fuerte y desarrollada musculatura en sus miembros inferiores.

Cuidados de la Raza de Perros Lhasa Apso

En general los Lhasa Apso son muy saludables, su expectativa de vida supera los 15 años.

Igualmente son propensos a ciertas afecciones, tales como dysplacia de cadera, problemas en la vista y renales. Ante el menor indicio de que tu Lhasa Apso está padeciendo alguna de estas u otras enfermedades, como siempre insistimos, el veterinario es el único que nos puede dar el diagnóstico certero.

Al tener mucho y largo pelo, el cepillado diario es fundamental para mantenerlo en buen estado y sin nudos.
Sus orejas al igual que sus ojos necesitan ser limpiadas regularmente.

Tienen un andar muy airoso y desenvuelto, pero aunque sean activos y juguetones no se les puede exigir demasiado ejercicio físico. Ellos adoran caminar, saltar y correr. Pero conocen sus límites, tu no.

Si esta información te ha servido de ayuda o simplemente quieres decirnos que te pareció, no dudes en hacernos tu comentario!

Add Comment