Inicio Blog Página 3

Cómo cortar las uñas de los Gatos en tres pasos

0

Es importante que le cortes las uñas a tu gato regularmente, dado a que forma parte de su higiene. Además, evitarás que te hiera al jugar y te asegurarás de que tus muebles permanezcan intactos a sus rasguños. Igualmente, para evitar esto último, también le debes facilitar un rasguñador.

Las herramientas que puedes emplear para realizar los cortes son: tijeras especiales, tenazas o las del tipo “guillotinas”. Una vez seleccionada la herramienta a emplear, deberás seguir las siguientes instrucciones:

  1. Toma a tu gato y haz que permanezca quieto a tu lado. Si necesitas ayuda para sostenerlo, realiza esta tarea con otra persona; así te concentras en los cortes y tu mascota se tranquiliza.
  2. Agarra una de sus patas y presiona suavemente sobre la parte superior de sus dedos para descubrir sus uñas y corta la parte afilada, nunca la rosada. De lo contrario, podrías provocarle un sangrado; en esta parte rosada, denominada “raíz”, se hallan los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas. Si tuvieras algún inconveniente y ves que está sangrando, pon su patita en polvo antiséptico.
  3. Al finalizar el corte de las uñas de la primera pata, haz un descanso; es difícil que los felinos permanezcan quietos por varios minutos. Puedes realizar los cortes de las patas delanteras un día y al siguiente, las traseras.

Esperamos que tu mascota haya colaborado contigo. Ten paciencia y ya verás qué bonitos quedarán.

El Lenguaje Felino ¿Qué te quieres decir tu gato?

0

Es muy común pensar que nuestros gatos nos entienden. Cuántas veces hemos dicho; “… mi gato sabe cuando no estoy bien de ánimo” o “… me conoce tanto que sabe lo que voy a hacer…”

Lamento desilusionarlos, pero los gatos no leen nuestros pensamientos, simplemente se guían por nuestros movimientos y posturas.

Lo mismo sucede con ellos, a través de conductas, gestos, movimientos y posturas nos hacen saber como se sienten y también es una manera de comunicarse con sus pares.

Por eso en este artículo vamos a conocer lo que tratan de decirnos a través de su lenguaje felino.

¿Qué nos dicen los gatos?

Algunos comportamientos que tienen los gatos para los humanos son totalmente innatos. Provienen de su instinto y de su conducta sexual entre otras cosas. Veamos algunos de ellos:

  • Frotarse; cuando nuestro gato frota sus mejillas en nuestras piernas, levantando su cabeza o lamiéndonos, no está demostrando una actitud amistosa.
  • Ronronear; esta es una demostración de bienestar, por ejemplo, los gatitos recién nacidos ronronean cuando están satisfechos luego de mamar los pezones de su madre.
  • Amasar con sus patas; si tu gato hace esto contigo, alégrate, es señal de una absoluta confianza. Esta especie de suave masaje que el gato hace con sus patas delanteras, lo aprende de muy chiquito. Es una manera de estimular las tetillas de la mamá para que salga leche.
  • Jugar; los gatos utilizan el juego como entrenamiento. Ya sea que juegue con personas, con otros gatos y hasta con sus mismas presas. Es una manera de poner a prueba su comportamiento combativo y social. Recordemos que los gatos son animales depredadores, y en la mayoría de los casos, al estar domesticados necesitan desahogar su instinto de cazadores. Por eso es muy común que reaccionen ante algo que se mueva como si fuera una presa. Pueden pasar horas jugando con una pelota, persiguiéndola y tratando de atraparla.
  • Rodar; sobretodo lo hacen las gatas, ésta una muestra de su conducta sexual. Además de rodar por el suelo delante de ti, acerca su parte trasera. Es tu día de suerte, le gustas.
  • Lamer; este es un gesto amistoso y de protección. Las gatas lamen a sus crías para higienizarlas y como masaje para que pueden expulsar la orina y excrementos. Los gatos machos también lo hacen con las gatas como muestra de ternura.
  • Mueve la cola, cuidado gato enojado. Por lo general este comportamiento va acompañado de otros gestos, como encogerse, baja sus orejas, se le eriza el pelo, saca sus uñas y bufa. Evidentemente algo lo disgustó. Y lógicamente reaccionan mediante la defensa y el ataque. Entre ellos, esto sucede cuando se disputan territorios. Los gatos le temen a situaciones sin salida, como por ejemplo cuando se los agarra o arrincona. Por eso, en los casos de dueños que viajan con sus mascotas, es importantísimo que se los acostumbre de chiquitos a las jaulas para evitar malos momentos tanto para el gato como para el dueño.

Estas son sólo algunas pautas que nos dan su comportamiento, a través de ellas entenderemos mejor a nuestro gato y nos ayudarán a fortalecer nuestro vínculo mediante la comunicación.

Recuerda escribirnos y contarnos cómo se comporta tu gato.

Todo sobre la Raza de Perro lhasa Apso

0

Esta antigua raza de perro pequeño tiene su origen en el Tíbet. Su nombre se debe a la ciudad sagrada de Lhasa. Y quiere decir: “Perro León Centinela”. Se utilizaba como perro guardián en monasterios y templos, por tal motivo era considerado sagrado. Se pensaba que cuando su dueño moría, el alma entraba en el cuerpo del Lhasa Apso. Se creía que su presencia daba augurios de paz y felicidad.

Las primeras apariciones de esta raza en Europa datan del año 1920 en Gran Bretaña, llegan a través de exploradores. A partir de ahí se da a conocer la raza al resto del mundo.

Carácter de la Raza de Perros Lhasa Apso

Al perro de raza Lhasa Apso se lo considera un animal doméstico bueno. Es inteligente, vivaz, amistoso pero desconfiado, característica que lo hace muy guardián. Posee un gran sentido de la audición, ante la presencia de extraños se hará escuchar con sus fuertes y persistentes ladridos, que darán la impresión de que se trata de un perro más grande. Se muestra siempre alerta.

Esta raza de perro pequeño suele ser muy afectuosa con su dueño, pero atención si hay niños en la casa, se pueden poner nerviosos si son molestados. Los Lhasa Apso son muy recomendados a la hora de viajar, se adaptan fácilmente y necesitan de la compañía del ser humano.

Descripción de la Raza de Perros Lhasa Apso

Es un perro robusto, con un peso promedio de seis Kg. aproximadamente y llegan a medir hasta 28 cm. de alto.
Su pelaje, característica principal de la raza, es abundante, liso y largo que cubre todo su cuerpo hasta el suelo. Es muy resistente y fuerte, con un submanto moderado.

Los colores más populares que presenta esta raza de perro son el dorado, crema, arena y diferentes tonalidades de castaño, negro y blanco.

Sus ojos son oscuros y pequeños y están cubiertos por el pelo que cae desde su cabeza en forma de cascada.
Al igual que el resto de su pequeño cuerpo, las orejas están cubiertas por un abundante pelaje.
Tienen una fuerte y desarrollada musculatura en sus miembros inferiores.

Cuidados de la Raza de Perros Lhasa Apso

En general los Lhasa Apso son muy saludables, su expectativa de vida supera los 15 años.

Igualmente son propensos a ciertas afecciones, tales como dysplacia de cadera, problemas en la vista y renales. Ante el menor indicio de que tu Lhasa Apso está padeciendo alguna de estas u otras enfermedades, como siempre insistimos, el veterinario es el único que nos puede dar el diagnóstico certero.

Al tener mucho y largo pelo, el cepillado diario es fundamental para mantenerlo en buen estado y sin nudos.
Sus orejas al igual que sus ojos necesitan ser limpiadas regularmente.

Tienen un andar muy airoso y desenvuelto, pero aunque sean activos y juguetones no se les puede exigir demasiado ejercicio físico. Ellos adoran caminar, saltar y correr. Pero conocen sus límites, tu no.

Si esta información te ha servido de ayuda o simplemente quieres decirnos que te pareció, no dudes en hacernos tu comentario!

Cómo tratar la cistitis en Gatos

0

Esta enfermedad es muy común en los gatos, afecta tanto a machos como hembras. La Cistitis es la inflamación de la vejiga, esta enfermedad puede estar causada por un virus, como consecuencia de la obesidad y también el stress influye negativamente haciendo a los gatos más propensos a padecer Cistitis. Pero no siempre es así, a veces los gatos se enferman de Cistitis sin una causa aparente.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas que puede presentar un gato con Cistitis, son los siguientes:

  • Hematuria: es la presencia de sangre en la orina.
  • Polaquiuria: esto es cuando el gato orina más seguido, pero en pequeñas cantidades.
  • Disuria: cuando el animal se esfuerza para orinar. A veces esto puede ser muy doloroso para el gato, lo que demuestra a través de maullidos y lamiéndose la zona.
  • Pasa más tiempo en el cajón sanitario: esto pasa porque el gato cuando tiene Cistitis, tiene la impresión de seguir orinando cuando en realidad, no es así.

¿Cómo se diagnostica?

Ni bien se detectan los síntomas en el gato, debemos realizar la consulta al veterinario para que pueda diagnosticarlo.

Antes que nada hay que saber si es Cistitis u otra enfermedad del aparato urinario. Para esto se realizan varios estudios; análisis de orina y sangre, radiografía de abdomen y ecografía.

El Tratamiento

Como primera medida, se trata la Cistitis con medicamentos para el dolor y para curar la enfermedad.
También debemos tratar que nuestro gato beba más agua. Por eso es importante mantener su recipiente con agua limpia y fresca. Darle alimentos húmedos es parte del tratamiento, es otra forma de obtener orinas más frecuentes y así disminuir el dolor.

Otra manera de ayudar, es tratar que nuestro gato aumente la frecuencia de micciones. ¿Cómo hacemos esto? Teniendo su bandeja sanitaria limpia, destapada, en un lugar accesible, cómodo y tranquilo.

Y no nos olvidemos del maldito stress, causa de tantas dolencias tanto en humanos como en animales. Por eso es importante evitar las situaciones que puedan estresar al animal, sobretodo en la etapa de tratamiento. Evitar cambios bruscos, como mudanzas, viajes, otra mascota en la casa, etc. Es importante dedicarle parte de nuestro tiempo para jugar y para mimarlo. Darle juguetes para que se entretenga, es una buena opción. El juego es una conducta vital para los gatos y es la mejor manera de bajar sus niveles de ansiedad.

Como siempre, con toda enfermedad, lo primordial es la consulta al veterinario ni bien se observan los síntomas. Por suerte, la Cistitis se trata y se cura, pero siempre es mejor atacar las enfermedades en una primera etapa que cuando ya están avanzadas.

Por eso la importancia de conocer las conductas de nuestras mascotas, al mínimo cambio de éstas sabremos que algo anda mal.

 

¿Cómo Cuidar a un Perro ANCIANO?

0

Los perros, a partir de los siete años aproximadamente, comienzan a envejecer. Y al igual que con todos los seres en esta etapa, pueden aparecer ciertas enfermedades como la ceguera, sordera, atrofia muscular, pérdida del olfato y de dientes.

Por eso hoy vamos a ver qué es lo que podemos hacer para retrasar lo más posible este proceso de envejecimiento en nuestros perros. Y también comprender los cambios, que tanto nos cuesta por el amor que sentimos hacia ellos, con el paso de los años.

Los Músculos y Huesos 

Las articulaciones, cuando los perros envejecen, comienzan a gastarse y los cartílagos ya no se regeneran con facilidad. Si el perro ya tenía algún problema articular como displasia o inflamación, con el paso del tiempo esto empeora.

El desgaste de las vértebras es mayor en aquellas razas de perros con espaldas largas y en animales con sobrepeso.

Los músculos comienzan a perder su tonificación, por lo que la fuerza muscular se reduce así como también la fuerza.

Para evitar esta debilitación del sistema músculo esquelético, se debe ejercitar al perro de manera suave pero constante. Por ejemplo, un paseo diario de media hora pero sin agotar a nuestro perro. Además de fortalecer sus músculos, cartílagos y huesos, es una manera de evitar la obesidad que es un factor de riesgo para muchísimas enfermedades.

El Corazón en los Perros Ancianos

Con el paso del tiempo, el corazón de los perros, como todos sus músculos, va perdiendo resistencia al esfuerzo. Las paredes del corazón se van debilitando lo que puede causar arritmias cardíacas.

El ejercicio y la alimentación correcta siguen siendo las mejores maneras para que nuestro perro tenga un corazón fuerte y sano. Acompañado por supuesto de controles periódicos por el veterinario.

La Alimentación de los Mayores

En la etapa de envejecimiento de los perros, hay que tener en cuenta algunos factores que van a determinar su correcta alimentación.

  • La actividad física es menor.
  • Los principales órganos como el corazón y el riñón comienzan a cansarse y pueden fallar.
  • Sus articulaciones se gastan por lo que hay que evitar el sobrepeso y la obesidad del perro.

Todo esto hace que nuestro perro anciano necesite una alimentación con menos proteína, fácil de digerir y de buena calidad. Esto es para no sobrecargar al riñón con los residuos.

Como el perro en esta etapa gasta menos energía, el consumo de grasas debe reducirse. Todo lo contrario sucede con los hidratos de carbono, son de fácil digestión y son una fuente de energía rápida.

Con respecto a las raciones, lo conveniente es dos comidas diarias en razas de perros grandes y una sola en perros de razas pequeñas.

Pero además de estos consejos, yo creo que el mejor tratamiento que podemos darle a nuestros perros viejitos es el cariño mientras transitan el final de su camino. Y no olvidarnos todas las satisfacciones que nos dieron a lo largo de toda su vida. Su compañía, su lealtad, sus travesuras, su amor, en fin, todas aquellas cosas que los que tenemos perros conocemos y valoramos mucho.

Problemas de Oído en Perros

0

Una de las consultas más frecuentes al veterinario, es por problemas en los oídos de los perros.

A que se debe esto? Las orejas de los perros por dentro son húmedas y cálidas. Un ambiente perfecto para que se desarrollen diferentes tipos de microorganismos.

Por eso, te propongo que conozcamos cuáles son los aspectos que debemos tener en cuenta para evitar que nuestros perros contraigan afecciones en sus oídos.

Cuidando sus Orejas

Las orejas de los perros, al igual que nosotros, son la parte externa del aparato auditivo. Están formadas por un cartílago que es el que les proporciona la forma. Este cartílago está cubierto por piel y posee algunos músculos. Esta piel interna tiene una serie de pliegues que envuelven la entrada del conducto auditivo. Algunas razas de perros poseen mucho pelo en esta zona, lo que puede ayudar a la formación de tapones de cera, causante de la molesta otitis.

Por eso es aconsejable cortar regularmente el pelo de esta zona.

En los perros con orejas caídas, el cuidado debe ser mayor, ya que se le puede meter parásitos, insectos, espigas u otras hierbas. Esto le causará muchas molestias al perro y no parará de rascarse las orejas, lo que puede provocarle una otitis infecciosa.

Por eso, si despejamos el pelo de las orejas, de la cara y de las mejillas, además de evitar que se le introduzcan molestas hierbas o insectos, vamos a favorecer la ventilación del oído.

Si vas a viajar con tu mascota a la playa o al campo, asegúrate de cortarle los pelos de las orejas antes de partir. Y cuando vuelvan hazle una profunda inspección para controlar que no haya traído ningún recuerdo en sus orejas.

Limpieza de las Orejas

La limpieza sólo debe hacerse sobre la zona a la que podemos acceder con un algodón. Nunca se deben limpiar las orejas a un perro con algún tipo de palito. ¿Por qué? Porque lo único que haremos es empujar la cera hacia adentro y se puede formar un tapón.

Hay casos en que la cera es abundante y la parte exterior de la oreja siempre está sucia. Lo que hay que hacer es consultar con el veterinario para que determine la causa, si sólo se trata de un exceso de producción, lo más probable es que recomiende un producto de limpieza de los oídos.

Síntomas de los Perros con Problemas de Oído

Hay ciertos síntomas que los perros padecen cuando algo está mal en sus oídos. El más notable es que no paran de sacudir la cabeza para un lado y para otro.

Los perros, al igual que nosotros, tiene el sentido del equilibrio en sus oídos. Por lo general las infecciones se dan en el oído externo, pero si no se tratan pueden extenderse al oído interno y esto puede ser grave.

Cuando el perro comienza a tropezar o caerse, esto puede deberse a la falta de equilibrio por una infección de oído. Lo que se debe hacer es llevarlo con el veterinario lo antes posible para que lo diagnostique y le de la medicación adecuada.

Otra manera de darnos cuenta que algo anda mal en los oídos de un perro, es mirar sus orejas y observar. Si no tienen feo olor y su color es rosado, sus orejas están sanas. Ahora si sucede todo lo contrario; tienen mal olor, están inflamadas y de un color amarillento, es porque están enfermas. Además si el perro está dolorido, lo más probable es que se rehúse a que se las toquemos.

Los tratamientos, por suerte son efectivos en la mayoría de los casos. Como con toda enfermedad, cuánto más temprano se la diagnostique, más fácil y eficaz será tratarla y erradicarla.

Sin un tratamiento adecuado, una simple otitis puede terminar en una sordera o en importantes infecciones en todo el cuerpo.

Por todo esto la importancia de dedicarle un poco de tiempo a nuestras mascotas para asegurarnos que están saludables.

Cómo Prevenir Enfermedades Dentales en Gatos

0

En entradas anteriores estuvimos hablando sobre la salud dental en los perros y cómo prevenir enfermedades. Hoy es el turno de los gatos, vamos a ver cuáles son las enfermedades dentales más comunes que padecen nuestros felinos.

Los restos de comidas y el sarro acumulado, puede causarles enfermedades en los dientes y encías. Desde una simple inflamación hasta la pérdida de piezas dentarias.

El sarro está formado por los minerales que contiene la saliva, en su mayoría calcio.

Gingivitis

Esta enfermedad es la inflamación y sangrado de las encías. Al principio la zona que rodea el diente se va tornando colorada, luego se inflama y sangra ante el menor contacto. Y puede causar la caída de uno o varios dientes.

Las causas que provocan este enfermedad pueden ser muchas; acumulación de sarro, infecciones, alimentación inapropiada, etc.

La Gingivitis en los gatos no debe ser subestimada, sino todo lo contrario, debe tratarse lo antes posible. De no ser así, se puede agravar considerablemente, ya que la infección puede trasladarse a cualquier parte del organismo, incluso al tejido cardíaco, o provocar una infección general.

El tratamiento se basa en eliminar la placa bacteriana de los dientes y antibióticos para frenar la infección y combatir así la Gingivitis.

Resorción Dental

Es la inflamación de los tejidos que rodean al diente y hacen que éste se vaya debilitando gradualmente hasta romperse.

Según los veterinarios esta es la enfermedad dental más común en gatos, la padecen más del 60 % y las posibilidades de contraerla aumentan con la edad. Lo extraño es que todavía se desconoce qué es lo que la causa. Cómo nos damos cuenta? Un gato que padece resorción dental mostrará ciertos signos; babea todo el tiempo, tiene hambre y pide su comida pero cuando la tiene ante él no come, se frota la boca con sus patas, etc.

Cómo prevenir las Enfermedades Dentales en los Gatos

Ya lo dice el dicho: “…más vale prevenir que curar…”, y vaya si lo es. La prevención es fundamental para evitar que nuestro gato padezca dolorosas y complicadas enfermedades.

Para evitar enfermedades dentales en nuestro gato, la limpieza es primordial. Lo primero que se debe hacer es ir al veterinario para que nos recomiende una pasta de dientes para gatos y nos indique con que frecuencia debemos cepillárselos. Por lo general con una vez por semana es suficiente.

La alimentación es otro aspecto a tener muy en cuenta. Hay que evitar darle lo que se llama alimentos blandos. Esto agrupa a las sobras de comidas, azúcares, alimento en lata, etc.

Los alimentos secos ayudan a limpiar los dientes, evitando que se deposite sarro en ellos.

Esperamos que esta información sirva para evitar que tu gato padezca alguna de estas molestas enfermedades dentales.

7 problemas de salud a tener en cuenta cuando tienes un perro mayor

0

Todos los perros envejecen. Y al igual que nosotros, los perros envejecen a ritmos diferentes, especialmente perros de diferentes razas y tamaños.

Por ejemplo, los perros de razas gigantes como los grandes daneses son generalmente considerados como un adulto mayor con aproximadamente 5 a 6 años de edad, mientras que un perro de raza más pequeña como un Chihuahua probablemente solo ingresaría en la etapa de adultos mayores entre los 10 y los 11 años.

A medida que su perro entra en su último año, debe estar preparado para ciertos cambios que podrían ocurrir en la salud de su perro. Visita al veterinario regularmente; Muchos veterinarios recomiendan dos veces al año para los perros mayores.

Si nota alguno de los siguientes problemas, hable con su veterinario para determinar el curso del tratamiento.

1. Pérdida de la visión y otros problemas oculares

¿Ha empezado su perro a chocar con las cosas, caer o mostrar signos de malestar ocular (enrojecimiento, nubosidad, etc.)? Él puede estar sufriendo de pérdida de visión o un trastorno ocular.

El deterioro de la vista es parte del proceso normal de envejecimiento del perro. Muchos perros desarrollarán una nubosidad en su lente a medida que envejecen, y aunque esto es normal, disminuye la precisión de su vista.

Aunque puede deberse al envejecimiento, lleve a su mascota al veterinario para descartar enfermedades oculares tratables, como daño en la córnea , síndrome del ojo seco o conjuntivitis . Las cataratas también se pueden tratar quirúrgicamente.

La pérdida de la visión suele ser irreversible, pero hay ciertas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestro perro a adaptarse. Consulte a su veterinario para obtener consejos sobre el manejo de perros mayores con pérdida de visión.

2. Micción aumentada / estirada

El aumento de la micción o el esfuerzo para orinar puede ser un indicador de enfermedad renal o infección del tracto urinario, las cuales son más comunes en perros de mediana edad a mayores.

Afortunadamente, la incontinencia urinaria y la micción forzada a menudo se pueden aliviar con medicamentos recetados para perros o cambios en la dieta. La incontinencia urinaria conduce rápidamente a incómodas infecciones del tracto urinario. Consulte a su veterinario si sospecha de algún problema.

3. Mal aliento, encías sangrientas y otros problemas orales

Si no ha sido diligente en cepillar los dientes de su perro o llevarlo a la consulta del veterinario regularmente para una limpieza profesional, es probable que esté comenzando a mostrar los signos de enfermedades orales ( mal aliento, babeo excesivo, inflamación de las encías y dientes flojos).

La higiene dental de un perro, después de todo, se trata principalmente de un buen mantenimiento. Sin embargo, no es demasiado tarde para empezar. Lleve a su perro al veterinario y discuta cómo puede resolver los problemas y evitar que ocurran en el futuro.

4. Bultos, protuberancias y otros problemas de piel

Nuestro perro puede tener problemas con la piel y el pelaje a cualquier edad, pero es más susceptible a ellos a medida que se hace mayor. Estos pueden aparecer como erupciones, lesiones, hinchazón, bultos, piel seca o pérdida de cabello.

Pero a menudo hay cosas que el veterinario puede hacer para ayudar a aliviar los síntomas (como hacer cambios en la dieta) o incluso curar la causa subyacente del problema.

Muchos perros desarrollan bultos debajo de su piel a medida que envejecen. Los lipomas, o crecimientos grasos, son comunes, lo que significa que no representan ningún problema para su mascota.

Sin embargo, los crecimientos grasos y otros más peligrosos pueden parecer muy similares, por lo que es mejor que el veterinario los evalúe.

Los bultos son más preocupantes cuando son nuevos, cuando crecen o si cambian de forma, color o tamaño.

5. Aumento o pérdida de peso

Algunos perros mayores tienen dificultades para mantener su peso y pueden necesitar un alimento para perros con un contenido de calorías más alto, mientras que otros perros tienden a aumentar de peso y pueden necesitar una dieta para perros menos activos.

Ni el sobrepeso ni la perdida de peso son ideales para nuestro perro. Los perros con sobrepeso y obesos, por ejemplo, tienen una mayor incidencia de enfermedades como la diabetes, enfermedades de corazón, artritis e incluso cáncer.

Debemos hablar con el veterinario para cambiar a una dieta para perros mayores. Pregunte sobre los beneficios de las dietas terapéuticas, que pueden proporcionar beneficios clave para ayudar a controlar las enfermedades comúnmente asociadas con los perros de edad avanzada.

Además, hay que diseñar una rutina de ejercicios apropiada para la edad del perro adulto mayor con la ayuda de un veterinario. Una dieta adecuada y un plan de ejercicio pueden ser importantes para retrasar los signos del envejecimiento y aumentar la longevidad de su perro.

6. Dificultad para jugar y moverse

Puede ser difícil para nosotros ver a nuestro perro con dificultades para moverse por la casa o jugar como era antes, pero los problemas en las articulaciones, como la artritis, son comunes en los perros mayores.

Debemos hablar con el veterinario ya que serán necesario algunos cambios en la dieta (como la adición de antioxidantes y ácidos grasos omega-3 ). Las rampas para perros y las camas para perros ortopédicas también pueden ayudarnos a adaptarnos al nuevo estado de nuestro perro viejo.

7. Problemas de comportamiento y memoria

Los cambios en el comportamiento del perro pueden ser una parte normal del envejecimiento o un síntoma de una enfermedad como la demencia del perro (disfunción cognitiva canina – SDC).

Por lo tanto, debemos consultar al veterinario si muestra signos de confusión, desorientación, pérdida de memoria, irritabilidad, ritmo inusual u otros cambios de personalidad.

Algunos signos específicos de disfunción cognitiva canina incluyen permanecer despierto o caminar de noche, tener accidentes urinarios y olvidar las señales (por ejemplo, sentarse, quedarse) que una vez conoció.

¿Pueden los gatos ser alérgicos a los perros?

0
gato alérgico a perro

gato alérgico a perro

Si su gato tiene picazón, podría ser alérgico a algo de su entorno. Los mohos, el polen y los ácaros del polvo son alergenos comunes, pero ¿pueden los gatos ser alérgicos a los perros? Si bien no es algo que se escuche muy a menudo, es posible.

¿Puede mi gatos ser alérgicos a los perros?

Aunque los veterinarios dicen que no está bien documentado o es muy común, los gatos pueden ser alérgicos a los perros. “Cuando realizamos pruebas de alergia intradérmica en gatos, el ‘epitelio de perro’ es uno de los alérgenos que probamos en un panel de unos 60 alérgenos ambientales, incluidos el polen, los mohos y los ácaros del polvo doméstico”, dice la Dra. Elizabeth Falk , un dermatólogo veterinario certificado por la junta en Cornell University Veterinary Specialists en Stamford, Connecticut, Estados Unidos. “Podemos incluir eso en la vacuna contra la alergia del gato”.

En general, las alergias a los gatos no están muy bien estudiadas, por lo que es difícil saber si ciertas razas de perros son más alergénicas que otras. Sin embargo, no es muy difícil sospechar que ciertas razas pueden presentar más riesgos, dicen los veterinarios.

Lee también: ¿Puede un perro ser alérgico a los gatos?

“En general, parece haber una variabilidad significativa relacionada con la raza en la” alergenicidad “de los perros, mientras que la mayoría de las personas alérgicas a los gatos son alérgicas a todos los gatos, independientemente de la raza. “Esto es probable porque las personas son alérgicas a diferentes alérgenos de perros (por ejemplo, saliva de perro,  Can f 1 y albúmina de perro , entre otros), mientras que el alérgeno de gato principal,  Fel d 1, se comparte entre todas las razas de gatos”, dice la Dra. Falk.

No hay estudios específicos que demuestran qué perros alergénicos en particular son alérgicos a los gatos, pero, según la Dra. Falk, es razonable sospechar que, al igual que en las personas, habrá una variabilidad relacionada con la raza.

Si bien es posible que aún no es posible identificar qué razas específicas causarán la reacción alérgica de un gato, los perros más propensos a la propagación podrían, teóricamente, propagar más alérgenos, estos incluyen perros de pelo largo y corto. Pensaría que los perros que normalmente no se despojan serían menos alérgicos a los gatos.

Mantener a mi gato alérgico feliz y saludable

Dice la Dra. Falk que no hay forma de prevenir la aparición de alergias, pero el tratamiento y la gestión están disponibles. Tenemos dos enfoques principales de tratamiento: controlar sus síntomas con medicamentos y/o aumentar su tolerancia a sus alergenos con inmunoterapia (una vacuna contra la alergia).

“El objetivo de la vacuna es disminuir o eliminar por completo la necesidad de medicamentos. Es efectivo en aproximadamente el 70% de los pacientes “, dice la Dra. Falk. “Tratar de mantener a los animales separados y limitar la exposición podría ser posible, pero hacer que el gato sea menos alérgico al perro con una vacuna contra la alergia podría ser una mejor idea”.

Los veterinarios dicen que las alergias son a menudo una combinación de condiciones ambientales y genéticas . Si bien no puedes controlar el ADN de tu gato, hay cosas que puedes hacer para cambiar su entorno. Por ejemplo, los propietarios pueden “limpiar a menudo el hogar para tratar de mantener menos cabello. Bañar al perro a menudo también es útil, ya que ayudará a disminuir la cantidad de alérgenos.

Las cantidades correctas de ácidos grasos omega-3 , que se encuentran principalmente en los aceites de pescado, también pueden jugar un papel en la buena salud de la piel, dicen los veterinarios.

Cómo determinar si mi gato es alérgico a los perros

Si tu gato es alérgico a algo, será bastante notable. El signo clínico más frecuente de alergias en las mascotas es la picazón. “Los animales alérgicos se rascarán la piel hasta causar traumas en la piel”.

Esto puede conducir a un crecimiento excesivo de levaduras y bacterias, y como resultado tendría una infección. “Estas infecciones de la piel pueden verse como costras en la piel, excoriaciones, escamas, pápulas, pústulas (protuberancias en la piel), así como en general, piel rosada / roja”.

También puede notar que su gato se está arrancando el pelo, con ojos llorosos, estornudando o con placas rojas asociadas con el complejo granuloma eosinofílico, dice el Dr. Falk.

Para estar seguro de que lo que tiene su gato es una reacción alérgica a su perro y no una alergia a otra cosa, los propietarios pueden realizar pruebas de sangre y / o pruebas cutáneas como las que realizan los humanos”, dice el Dr. Jeffrey.

Si bien no es algo común, los gatos pueden ser alérgicos a los perros. Si sospecha que su gato es alérgico a su perro u otros alérgenos, llévelo al veterinario para el diagnóstico y, si es necesario, las pruebas de alergia. No hay mucho que pueda hacer para prevenir la aparición de alergias, pero puede trabajar con su veterinario para tratarlos y mantener a su gato tan libre de síntomas como sea posible.

¿Puede un perro ser alérgico a los gatos?

0

Sabemos que las personas pueden ser alérgicas a los gatos. La exposición a la caspa de gato crea una serie de síntomas incómodos para los seres humanos, desde estornudos y picazón hasta sibilancias y tos. Pero, ¿puede su perro ser alérgico a los gatos también?

Sí, los perros pueden ser realmente alérgicos a los gatos, e incluso pueden sufrir muchos de los mismos síntomas que los humanos alérgicos. Pero hay cosas que se pueden hacer para ayudar a controlar las alergias de su perro para que sus mascotas puedan coexistir felizmente.

¿Es mi perro alérgico a los gatos?

Si bien es bastante raro que un perro sea alérgico a los gatos, sí sucede.

“Incluimos una prueba para la caspa de los gatos en nuestra prueba de alergia intradérmica “, dice la Dra. Elizabeth Falk , dermatóloga veterinaria certificada por la junta en Cornell University Veterinary Specialists en Stamford, Connecticut, los EE.UU. La Dra. Falk explica que en su experiencia personal, “aproximadamente 1 de cada 20 de mis pacientes tienen un resultado positivo significativo para la caspa de gato en esta prueba”.

Un perro que es alérgico a los gatos tendrá síntomas similares a otras alergias ambientales. Algunos de estos síntomas incluyen “muchos rasguños y lamidos, que llevan a cambios en la piel, como enrojecimiento, excoriaciones (rasguños repetitivos) y el desarrollo de pústulas y / o costras”.

Algunos perros también pueden presentar signos respiratorios, como tos, estornudos o ojos y nariz acuosos . “Pero esto no es tan común como lo es en las personas”.

Sólo su veterinario puede hacer un diagnóstico oficial. Los veterinarios primero sospechan que un perro tiene alergias según su historial. Entonces, la alergia se puede confirmar a través de pruebas de alergia (piel) intradérmicas o pruebas de suero (sangre).

¿Hay tratamiento disponible para un perro que es alérgico a los gatos?

No hay curas y no hay forma de evitar que un animal desarrolle alergias. El objetivo es controlar los síntomas según los expertos.

Hay compañías que producen ‘gotas para alergias’ que son muy similares a las inyecciones para personas con alergias que reciben las personas. Desensibilizan el sistema inmunológico durante un período de varios meses. El proceso de desensibilización puede durar entre 6 y 12 meses.

La Dra. Falk dice que los veterinarios pueden adaptar vacunas contra la alergia, o “gotas para la alergia”, para atacar alergias específicas en perros y aumentar su tolerancia al alérgeno . Estos tratamientos, conocidos como inmunoterapia específica contra alérgenos, son generalmente bastante efectivos en aproximadamente el 70% de los perros con alergias.

El Dr. Jeffrey también cuenta con medicamentos orales contra la alergia para perros que trabajan para detener la picazón, incluidos los antihistamínicos y el apoquel. Además, el tratamiento de cualquier infección secundaria con antibióticos y / o antifúngicos también ayudará.

Cómo ayudar a un perro alérgico en casa

Hay algunas cosas que puede probar en casa para ayudar a disminuir la reacción alérgica de su perro. Lo primero es fortalecer la barrera cutánea tanto desde el interior como desde el exterior. Desde el interior, podemos proporcionar niveles más altos o ácidos grasos, en particular ácido eicosapentaenoico (EPA), a través de la dieta o como suplemento.

Desde el exterior, es útil bañarse con champús diseñados para fortalecer la barrera cutánea varias veces a la semana, al tiempo que elimina los alérgenos de la piel y el pelaje. Siempre hable con su veterinario para determinar las mejores soluciones específicas para su perro.

Limpiar a las mascotas con un paño húmedo después de que hayan estado expuestos a la caspa del gato también puede ayudar a disminuir la picazón.

Prevención de reacciones alérgicas a los gatos en un perro

La predisposición a desarrollar alergias es en gran medida genética, según varios expertos.

Sin embargo, aunque puede parecer contrario a la intuición, la exposición al alérgeno en realidad puede ser útil, dice el Dr. Falk. “Solíamos pensar que los niños que crecían en casas con gatos tenían más probabilidades de ser alérgicos a ellos, pero hemos descubierto que es todo lo contrario; los niños que tenían gatos en sus hogares tenían menos probabilidades de desarrollar alergias a la caspa de gato”.

Si bien esto no está probado, es probable que también sea el caso de los perros, según el Dr. Falk. “Tener un hogar de mascotas mixtas puede disminuir la probabilidad de desarrollar una alergia a un gato”.

Con la inmunoterapia específica para alérgenos, los medicamentos recetados para mascotas y los productos disponibles para controlar las alergias, no tendrá que buscar un nuevo hogar para su gatito o perro. Consulte con su veterinario para un diagnóstico adecuado y recomendaciones de tratamiento.

¿Podrían los perros sobrevivir en un mundo sin humanos?

0

Amamos a nuestros perros y los amamos como miembros de la familia. Cuando se enferman, los llevamos al veterinario, les compramos comodidades y los recogemos con mucho cariño. También nos conectamos con nuestros perros en un nivel emocional tan profundo que puede ser difícil imaginar nuestras vidas sin ellos.

¿Cuándo fue la última vez que te has preguntado si los perros podrían vivir sin nosotros ? ¿Podrían nuestros perros sobrevivir sin que nosotros les proporcionemos comida, refugio y amor? ¿Podrían hacerlo solos en un mundo sin humanos?

Para considerar estas preguntas, primero haremos un breve paseo por la historia de la domesticación de perros.

¿Cuándo y cómo fueron domesticados los perros?

La domesticación del perro fue un punto de inflexión extremadamente importante en la historia humana. Sin embargo, hay un debate científico sobre cuándo comenzó exactamente esa domesticación; Las estimaciones van desde 10.000 a casi 40.000 años.

Incluso se sospecha que los perros fueron domesticados dos veces, en Asia y en Europa. Por lo tanto, el momento en que el primer perro domesticado entró en escena todavía no se conoce de manera concluyente.

Además, existen múltiples teorías sobre cómo ocurrió la domesticación del perro. Una teoría dice que los primeros humanos capturaron y criaron cachorros de lobo, y finalmente los domesticaron. Otra teoría, conocida como “la supervivencia de los más amigables”, sugiere que los lobos se domesticaron cuando los primeros humanos eran cazadores-recolectores.

Lo que está claro es que los perros domésticos han acompañado a los humanos durante mucho tiempo. En este tiempo, los perros se han vuelto muy hábiles para entender e interpretar el comportamiento humano.

Numerosos estudios han demostrado hasta qué punto los perros pueden sintonizar nuestras emociones, expresiones faciales y rutinas diarias. Por lo tanto, no es sorprendente que nuestros perros sepan cuándo estamos tristes o ansiosos y que puedan respondernos de acuerdo con el tono de nuestra voz o nuestro lenguaje corporal.

¿Qué harían los perros sin nosotros?

La domesticación ha llevado a los perros a convertirse en dependientes de los humanos para casi todo. Nos buscan para alimentarlos, caminarlos, protegerlos y cuidarlos cuando están enfermos. Entonces, ¿podrían realmente sobrevivir en un mundo sin humanos? ¿Cómo sería este mundo para los perros si todos los humanos desaparecieran?

Podrías imaginar que un mundo sin humanos sería bastante desorientador para un perro doméstico: no más camas para perros, tazones de comida, correas o juguetes para perros. No más entrenamiento de obediencia, citas de perros o visitas al veterinario.

Esencialmente, los perros se enfrentarían a un mundo en el que tendrían que buscar su comida, mantenerse seguros y, en última instancia, sobrevivir.

Es probable que, con el tiempo, los perros aprendan a adaptarse, sobrevivir y potencialmente prosperar en un mundo sin nosotros. Además, casi el 80% de los perros del mundo no son domesticados; por lo tanto, no tener seres humanos cerca no le importaría mucho a la mayoría de los perros.

Los perros necesitarían nuevas habilidades de supervivencia

Sobrevivir sin seres humanos requeriría tener algunas habilidades de supervivencia, como formar relaciones y alianzas con otros animales (¡incluso gatos!), Tener una personalidad independiente, conocer la calle, ser capaz de adaptarse rápidamente a las condiciones cambiantes y tener la voluntad de hacerlo superando los riesgos.

El tamaño también podría ser importante: a los perros de razas medianas y grandes les podría ir mejor que a los perros del tamaño de una taza de té (como Shih Tzus ) o los perros de razas gigantes (como los grandes daneses ).

El cruzamiento con otros animales es probable

El cruzamiento con otros animales, particularmente coyotes y lobos, también sería importante para la supervivencia de los perros en un mundo sin humanos. Tal cruzamiento produciría descendencia que podría sobrevivir y prosperar sin los humanos y así transmitir los genes de supervivencia a las generaciones futuras.

Encontrar refugio sería una prueba y error

Sin refugios de humanos, los perros tendrían que encontrar lugares para vivir, como madrigueras, que proporcionen protección natural contra los depredadores. Esto se lograría mediante la prueba y error a medida que los perros se adaptan a su nuevo entorno y desarrollan sus habilidades de supervivencia.

Con todos los ajustes y habilidades requeridos para sobrevivir en un mundo sin humanos, es posible que no todos los perros domésticos puedan adaptarse. Pero aquellos capaces de adaptarse aprenderían cómo sobrevivir e incluso prosperar en su nuevo entorno.

Esperemos, sin embargo, que nuestros mejores amigos no tengan que experimentar la vida sin nosotros.

Consejos a la hora de comprar un perro

0

Antes que nada debemos tener muy en claro que tener un perro requiere de mucha responsabilidad. Es un ser vivo que estará con nosotros probablemente por más de 10 años; comprar un perro es agregar un integrante más a la familia. Por eso lo ideal es que sea una decisión de todos sus miembros.

Debemos elegir un perro que se adapte a nuestras posibilidades económicas, no sólo por el valor a la hora de comprarlo, sino por los gastos que implicará mantenerlo sano, como por ejemplo veterinario, alimentación, etc.

Otro factor muy importante es el espacio, de esto dependerá la raza de perro que escogeremos, si será pequeño o grande; inquieto o tranquilo; amigable o guardián, y demás características a tener en cuenta.

El tiempo que necesita una mascota es otra de las cosas en las que pensar al momento de comprar un perro, tiempo para ejercitarse, para darle afecto y que se sienta acompañado. Un perro que está todo el día solo, no es feliz.  Es sabido que los perros cuando están solos buscan entretenerse y descargar su ansiedad rompiendo cosas, ladrando, escarbando y muchísimas cosas más. Por todo esto es fundamental tener disponibilidad horaria para dedicarle a nuestro perro.

Siempre habrá una raza de perro que se adecue a nosotros, por eso cuando se recomienda comprar un perro de raza no es por una cuestión de desprecio a los cruces o por elitismo, sino porque hay una certeza sobre su conducta, que será, en la mayoría de los casos similar a la de sus progenitores.

Nuestro carácter a la hora de educar un perro es fundamental. El animal, dependiendo de su raza, busca en nosotros un líder que le asegure su supervivencia. Por eso buscará en la familia al individuo más dominante, querrá a todos los miembros de igual manera, pero respetará más que a nadie al líder de la manada humana, este es el modo en que ellos nos eligen como dueños.

A veces las ganas y la ansiedad de comprar un perro hace que cometamos algunos errores, nunca se debe comprar un cachorro antes de los 2 meses de edad, al igual que nosotros, en esa primera etapa de vida necesita de la leche de su madre para adquirir los anticuerpos necesarios para fortalecer su sistema inmunológico.

Las vacunas que recibe en esta etapa son muy importantes, así que debemos asegurarnos que se le apliquen todas aquellas que le falten al momento de comprar nuestro cachorro.

Una vez resueltos estos aspectos, ya estamos listos para comprar un perro y disfrutar de su grata compañía.

Buena Suerte!