El Lenguaje Felino ¿Qué te quieres decir tu gato?

Es muy común pensar que nuestros gatos nos entienden. Cuántas veces hemos dicho; “… mi gato sabe cuando no estoy bien de ánimo” o “… me conoce tanto que sabe lo que voy a hacer…”

Lamento desilusionarlos, pero los gatos no leen nuestros pensamientos, simplemente se guían por nuestros movimientos y posturas.

Lo mismo sucede con ellos, a través de conductas, gestos, movimientos y posturas nos hacen saber como se sienten y también es una manera de comunicarse con sus pares.

Por eso en este artículo vamos a conocer lo que tratan de decirnos a través de su lenguaje felino.

¿Qué nos dicen los gatos?

Algunos comportamientos que tienen los gatos para los humanos son totalmente innatos. Provienen de su instinto y de su conducta sexual entre otras cosas. Veamos algunos de ellos:

  • Frotarse; cuando nuestro gato frota sus mejillas en nuestras piernas, levantando su cabeza o lamiéndonos, no está demostrando una actitud amistosa.
  • Ronronear; esta es una demostración de bienestar, por ejemplo, los gatitos recién nacidos ronronean cuando están satisfechos luego de mamar los pezones de su madre.
  • Amasar con sus patas; si tu gato hace esto contigo, alégrate, es señal de una absoluta confianza. Esta especie de suave masaje que el gato hace con sus patas delanteras, lo aprende de muy chiquito. Es una manera de estimular las tetillas de la mamá para que salga leche.
  • Jugar; los gatos utilizan el juego como entrenamiento. Ya sea que juegue con personas, con otros gatos y hasta con sus mismas presas. Es una manera de poner a prueba su comportamiento combativo y social. Recordemos que los gatos son animales depredadores, y en la mayoría de los casos, al estar domesticados necesitan desahogar su instinto de cazadores. Por eso es muy común que reaccionen ante algo que se mueva como si fuera una presa. Pueden pasar horas jugando con una pelota, persiguiéndola y tratando de atraparla.
  • Rodar; sobretodo lo hacen las gatas, ésta una muestra de su conducta sexual. Además de rodar por el suelo delante de ti, acerca su parte trasera. Es tu día de suerte, le gustas.
  • Lamer; este es un gesto amistoso y de protección. Las gatas lamen a sus crías para higienizarlas y como masaje para que pueden expulsar la orina y excrementos. Los gatos machos también lo hacen con las gatas como muestra de ternura.
  • Mueve la cola, cuidado gato enojado. Por lo general este comportamiento va acompañado de otros gestos, como encogerse, baja sus orejas, se le eriza el pelo, saca sus uñas y bufa. Evidentemente algo lo disgustó. Y lógicamente reaccionan mediante la defensa y el ataque. Entre ellos, esto sucede cuando se disputan territorios. Los gatos le temen a situaciones sin salida, como por ejemplo cuando se los agarra o arrincona. Por eso, en los casos de dueños que viajan con sus mascotas, es importantísimo que se los acostumbre de chiquitos a las jaulas para evitar malos momentos tanto para el gato como para el dueño.

Estas son sólo algunas pautas que nos dan su comportamiento, a través de ellas entenderemos mejor a nuestro gato y nos ayudarán a fortalecer nuestro vínculo mediante la comunicación.

Recuerda escribirnos y contarnos cómo se comporta tu gato.

Add Comment